Noticias

Adhesión de la RAD al Paro Internacional de Mujeres

Desde la Red Argentina para el Desarme (RAD) manifestamos nuestra adhesión al Paro Internacional de Mujeres convocado por el Colectivo Ni Una Menos y otras organizaciones para el próximo 8 de marzo. La huelga tiene como objetivo visibilizar, entre otras problemáticas vinculadas con la cuestión de género, la violencia machista y el incesante flagelo de los femicidios.

La RAD nuclea desde hace más de diez años a diversas organizaciones de la sociedad civil especializadas en la temática de las armas de fuego. La violencia con armas de fuego y los femicidios tienen una estrecha y preocupante vinculación; las armas de fuego son uno de los principales medios de comisión de femicidios, estimándose que un cuarto de ellos son causados por disparos según datos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y de la Casa del Encuentro. Si bien los femicidios constituyen un fenómeno multicausal, la presencia de armas de fuego incrementa exponencialmente la probabilidad de que un conflicto interpersonal derive en un femicidio, un accidente o un suicidio.

El problema de la violencia de género, así como la violencia con armas de fuego requieren de políticas públicas que hasta el momento han sido insuficientes. El Estado debe hacerse responsable del largo camino que queda por recorrer. Insistimos en que mientras las autoridades siguen sin aplicar leyes ya sancionadas, uno de cada cuatro femicidios es cometido con un arma de fuego. Marchamos el 8 junto al colectivo de mujeres para que no haya ni un arma más, ni una mujer menos.

 

 

Comunicado de la Red Argentina para el Desarme

Armas, cuando la desidia se transforma en complicidad

La Red Argentina para el Desarme (RAD) manifiesta su profunda preocupación por la falta de políticas activas que pongan freno a la peligrosa proliferación de armas de fuego en el seno de la sociedad. Cada día las crónicas de sucesos dan cuenta de crímenes causados por armas de fuego en manos de personas que las usan para delinquir. Pero en los últimos 15 días ésta situación llegó a extremos incomprensibles en una sociedad democrática: en Hurlingham, un ex agente de seguridad acribilló a 6 integrantes de su familia; otro vigilador privado está acusado de asesinar a dos adolescentes y dejar gravemente heridas a otras 2 en Florencio Varela; en la fiscalía de La Matanza robaron 40 armas de un “depósito” judicial que no contaba ni con las más mínimas medidas de seguridad. En Bahía Blanca, un policía local que acababa de terminar “con éxito” un reentrenamiento mató de varios tiros por la espalda a su padre, luego de haber golpeado a su mujer.

Estos hechos se producen en un contexto en el que el Estado ni siquiera conoce cuál es la realidad sobre el mercado legal de armas en la Argentina. La mitad de las casi 800.000 personas a las que se ha habilitado para poseer armas de fuego tiene sus permisos vencidos, lo que vuelve todavía más difícil el control estatal y suma más imprecisión en relación con el universo sobre el cual se debe ejercer aquel control. Este descontrol se maximiza si nos referimos al mercado ilegal. En la certeza de que, sean legales o ilegales, las ARMAS se cobran 8 vidas por día en el país, es preocupante que el Estado no tenga capacidad de fiscalizar las que circulan en manos de la sociedad civil ni controlar a quiénes habilita a tener un arma, o de investigar y perseguir efectivamente a quienes quedan al margen de la ley. Es sabido que el mercado ilegal se alimenta con armas del mercado legal.

 En opinión de la RAD, esta situación se consolida de manera preocupante en un contexto en el que el Poder Ejecutivo Nacional incumple, mediante atajos rayanos en la inmoralidad y la deshonestidad, la reglamentación de la ley que, en octubre de 2015, creó la Agencia Material de Materiales Controlados (ANMAC), organismo que reemplaza al RENAR para fortalecer las tareas de registración y control del mercado de armas.

 Por otra parte, ese mismo Estado, exhibiendo una llamativa abulia, no ha hecho nada para poner en marcha en tiempo y forma la prórroga del Programa de Entrega Voluntaria de armas, perdiendo casi un año y medio de los 2 otorgados por la ley. El período otorgado por la ley es del 1/ene/16 al 31/dic/17, y aún no se inició.

 A este contexto de desidia hay que sumarle los reiterados robos de armas de los arsenales oficiales y de los depósitos judiciales, el otorgamiento de permisos de portación a integrantes de las fuerzas policiales y de seguridad sin los controles psicológicos adecuados, la falta casi absoluta de inspecciones periódicas de control de TODO el circuito comercial, el desinterés en destinar recursos para la puesta en marcha de una Política Pública sobre el tema.

 

Por eso nos preguntamos, esto es ¿desidia, incapacidad o complicidad?

 

No somos las mismas

Como todos los años, este evento único en América del Sur, reunió miles de mujeres de todo el país y de otros países para pensar, trabajar, vivenciar y discutir los asuntos más urgentes y también los más necesarios que contemplan a las mujeres. Por primera vez estuvimos ahí, juntas.

Las mujeres de Talcahuano

En años de trabajo en conjunto en temáticas ásperas y complejas, acostumbradas a lidiar y trabajar con asuntos poco amenos, nunca habíamos puesto el cuerpo de la misma manera a algo que nos afectaba de manera directa y transversal, tanto en nuestras organizaciones como en nuestra vida cotidiana.  Por primera vez las mujeres que somos parte de las organizaciones CEPPAS, INECIP e ILSED  participamos del Encuentro. Sólo algunas nos conocíamos previamente, por compartir algunos espacios de trabajo. Tenemos diferentes edades, trabajamos en distintas temáticas, pero nuestras organizaciones tienen un origen común y búsquedas similares. Eso nos llevó a madurar la idea en los últimos meses de que podíamos articular una participación en el ENM tanto o más aunada como la que comparten nuestras organizaciones en su trabajo diario.

CEPPAS, ILSED e INECIP tienen diferentes objetivos y perspectivas de trabajo, un grupo aborda la reforma del código procesal penal hace más de veinte años e investiga la trata de personas. Otro se ocupa de problemáticas socio-ambientales, la  comunicación, prevención y persecución de la criminalidad económica y las problemáticas de sobre la tierra de los pueblos indígenas. El tercero se dedica a la seguridad democrática y los desafíos de reformar el sistema de inteligencia. Todas formamos parte de esos espacios que cuestionan el mundo que vivimos y sus formas para hacer uno mejor, todas somos mujeres incómodas con el orden social y político. Cuestionamos el sistema legal, económico, extractivista, colonial, comunicacional, represivo y patriarcal. Ir juntas al encuentro nos permitió conocernos, intercambiar y conectar saberes y prácticas, comunes y complementarias.

Producto de la espontaneidad y creatividad de una de nuestras compañeras realizamos la primera producción en conjunto: recolectamos testimonios de los talleres a los que habíamos asistido: cada una participó de un taller diferente debido a la variedad de temas que “Las Mujeres de Talcahuano” -como nos dimos en llamar, ya que nuestros centros se ubican sobre la calle Talcahuano-,  trabaja en sus organizaciones. En menos de dos horas nos convertimos en reporteras para colaborar con la necesidad de compañeras en apuros. Así participamos solidariamente entre todas con la radio abierta que estaba en funcionamiento y la llenamos de información fresca, de primera mano. Esa acción espontánea y a la vez coordinada nos asombró a nosotras mismas de lo que podíamos hacer colectivamente.

Pasan los días, volvimos de Rosario y seguimos sorprendidas de nuestra articulación. Antes de ese fin de semana en el ENM, habíamos estado trabajando en el mismo espacio físico por meses o en algunos casos por años, a metros de distancia o con un piso de por medio. Sin embargo no nos habíamos visto, no nos habíamos reconocido, como mujeres, como pares, como potencia. Ahora estamos juntas y sabemos que contamos tanto con la solidaridad y el afecto como con las capacidades y la vocación de cambio social del resto de las mujeres de Talcahuano. Eso hacemos las mujeres en el ENM, nos trasformamos, nos empoderamos y cambiamos el entorno. Participar del Encuentro es un acto performativo. Ya no somos las mismas. Ya no somos sólo compañeras de centros, somos mujeres entrelazadas.

Cómo funciona el Encuentro Nacional de Mujeres

El ENM tiene múltiples dimensiones y espacios de trabajo orientados a diferentes objetivos. Por un lado espacios de trabajo e intercambio por temática en comisiones, espacios informales y una gran marcha unificada de visibilización pública.

En los talleres temáticos la dinámica es la siguiente: se hace una presentación de las problemáticas en primera persona, cada mujer socializa al resto experiencias de lucha y los conflictos que enfrentamos cotidianamente en cada provincia por eje temático. El segundo día se trabaja específicamente en debatir esas problemáticas compartiendo estrategias, tácticas, aciertos y desafíos. En una tercera instancia, se articulan las conclusiones y pensamos juntas las posibles estrategias para trabajar durante el año al interior de nuestras organizaciones, espacios domésticos y de trabajo. Estas instancias son más políticas, formales y de producción.

Por otro lado, se prevén espacios de intercambio informales donde disfrutamos juntas de compartir momentos de tiempo libre y también de organización. Hay radio abierta, feria de intercambio de productos de la economía social llevada adelante por mujeres u organizaciones mixtas, recitales, muestras de arte y artesanías, danza, teatro, literatura, entre otras actividades. En estos espacios se visualizan dinámicas de organización de actividades reproductivas, ya que nos ponemos de acuerdo en conjunto para organizarnos las viandas, horarios de convocatoria a las escuelas donde vamos a dormir, nos repartirnos esas tareas más cotidianas de logística y protección de la integridad de las compañeras. Aquí conviven dinámicas tanto reproductivas como productivas porque también intercambiamos saberes, experiencias, producciones.

Por último, nos organizamos para definir cómo, cuándo y con quienes marchamos el último día por la tarde. La marcha es una experiencia que nos da fuerzas, allí se expresa la alegría, el dolor, es un espacio de catarsis pero también de contención porque estamos todas juntas, somos muchas y unificamos nuestras voces cantando, es una experiencia de autoafirmación tanto personal como colectiva.

Artículo publicado por el Centro de Políticas Públicas para el Socialismo (CEPPAS)

Fuente: https://ceppas.net/article/el-encuentro-nacional-de-mujeres-enm-tuvo-lugar-el/

 

 

Mesa de especialistas sobre políticas públicas para abordar la problemática de las drogas

El día jueves 19 de mayo tuvo lugar la “Mesa de especialistas sobre políticas públicas para abordar la problemática de las drogas” convocada por la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, Victoria Donda Perez. La propuesta era debatir el impacto del documento aprobado en la Sesión Especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS 2016).

La mesa fue inaugurada y coordinada por la diputada convocante y a modo de panelistas participaron el Dr. Eduardo Freiler, Juez de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, la  Lic. Graciela Touze, Presidenta de la Asociación Civil Intercambios, Sebastián Basalo, Director de la Revista THC, el Dr. Carlos Damín, Jefe de Toxicología del Hospital Fernández, el Lic. Ricardo Paveto, en representación de la Asociación Reducción de Daños Argentina (ARDA), el Dr. Joe Stefanolo, abogado, y la  Lic. Victoria Darraidou, del  CELS.

Hubo consenso entre los panelistas en reconocer como positiva la aprobación del documento de Naciones Unidas por admitirse en éste el fracaso de la guerra contra el narcotráfico, por referirse a los derechos humanos de los consumidores y por aportar una perspectiva de la problemática más enfocada desde el ámbito de la salud.

Sin embargo, algunos panelistas destacaron como negativo que el documento no rompiera con el paradigma prohibicionista y que el mismo no haya sido producto de discusiones regionales actuales sobre la despenalización del consumo de la marihuana, su regulación y la reducción de riesgos y daños, teniendo especialmente en cuenta que el documento fue aprobado el primer día de reunión. También fue destacado que la representación del Estado argentino no incluyó especialistas en salud.

En cuanto a la situación en nuestro país, los panelistas señalaron los altos niveles de consumo de sustancias, la continua estimulación publicitaria y la persistencia de una legislación que lo criminaliza y que incluso prohíbe hablar sobre el tema. El Dr. Stefanolo insistió sobre este último aspecto haciendo referencia al artículo que prohibe hablar del tema drogas. Haciendo un análisis detallado de la actual legislación señaló que “al primer sujeto que no protege es al que consume”, insistió en que se trata de una ley que de ser revisada podría hacer que muchos de los recursos que se dirigen a “procedimientos absurdos” puedan dedicarse a tratamientos de rehabilitación, sobre todo con el paco. 

El Dr. Carlos Damín recalcó la importancia de que existan políticas estatales reales de prevención y promoción de la salud. Estableció una comparación entre el tiempo de televisión que se dedica a publicidades de alcohol y medicamentos y el escaso tiempo de publicidad en torno al cuidado de la salud. El doctor a su vez hizo hincapié en cómo la criminalización está arraigada incluso en la asistencia médica, lo cual imposibilita frente a un problema de adicción el pedido de ayuda y cómo es necesario legalizar la tenencia de sustancias y enseñarle a la gente como cuidarse.  

Según Sebastián Basalo, en la Argentina “estamos aplicando un modelo que produjo todos problemas que queremos solucionar”, cuya única explicación son razones morales, cuando la moral no debería regularse con el sistema penal. Basalo dio un panorama general del debate en torno a la despenalización y regulación de la marihuana en el plano nacional, una de las consignas que junta las marchas más multitudinarias en todo el país. Comentó el caso de padres que por cultivar cannabis para darle a sus hijos como medicina para la epilepsia fueron detenidos, cuando los usos medicinales y paliativos de la marihuana han sido demostrados científicamente.

El cierre de la mesa incluyó preguntas de los concurrentes y comentarios finales de la diputada Donda, quien detalló los proyectos que se impulsan desde la Comisión de Derechos Humanos, en torno al tema. Reiterando la necesidad de hablar sobre estos asuntos, se declaró junto con el Dr. Damín “enemigos de fleco y male” (Campaña contra la droga de la Presidencia de la Nación en 1998).

Mesa Técnica de Expertos sobre resultados y desafíos del SNIC

El viernes 6 de mayo en las instalaciones del Ministerio de Seguridad de la Nación se realizó la primera reunión de la “Mesa Técnica de Expertos sobre Resultados y Desafíos del Sistema Nacional de Información Criminal (SNIC)”. Cabe recordar que el pasado 25 de abril se presentaron los resultados correspondientes al 2014 y al 2015 del SNIC y se puso en línea el sitio web https://estadisticascriminales.minseg.gob.ar/.

La mesa fue convocada desde la Secretaría de Seguridad del Ministerio y contó con la participación de una veintena de expertos de todo el país. La apertura del encuentro estuvo a cargo de Alejandra Monteoliva, titular de la Subsecretaría de Gestión de la Información Criminal  y  de Darío Oroquieta, Subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial. A continuación Diego Fleitas, el actual Director de Investigación y Diseño de Políticas de Seguridad, presentó el informe estadístico.

En nombre del ILSED y, asimismo, en calidad de consultor del BID, estuvo presente Tobías Schleider. Desde el instituto esperamos que esta apertura a la discusión metodológica y a la participación de representantes de las organizaciones de la sociedad civil en las mesas de trabajo sea sostenido en el tiempo.